domingo, 26 de julio de 2009

Para...


Extrañando los sonidos proferidos por almas ajenas
Extrañando el reflejo de las imágenes en mis ojos
Extrañando las palabras que el viento lleva consigo
Extrañando el silencio al que le regalo mis palabras
Extrañando el paso tras el paso
Extrañando las euforias inducidas y las ansiedades residuales
Extrañando humos propios y ajenos
Extrañando gritos soñados y sueños que deseé gritar
Extrañando los rostros familiarmente desconocidos
Extrañando la comodidad de una conocida tristeza
Extrañando la inexistente caricia
Extrañándote

No hay comentarios.:

Publicar un comentario