lunes, 4 de junio de 2012

Vida.


Y mientras aguardamos por nuestro final nos aferramos de ilusiones como un bebe se aferra a la teta de su madre. Construimos castillos de naipes que habitamos con nuestros sueños; temerosos del día en que los veamos caer sobre nosotros, más seguros de que algún día lo harán. Nos vamos a dormir creyendo los cuentos de la infancia, donde las princesas amaban luego del primer beso, donde el bien triunfaba y donde al final vivían felices y comían perdices. Rogamos por milagros, los buscamos y en ocasiones los inventamos a fin de satisfacer nuestro profundo y cada vez más grande vacio. Gritamos en silencio y desgarramos nuestra piel tratando de calmar la angustia de continuar en pie. Añoramos el invierno en medio del sol y repudiamos la lluvia cuando queremos calor. Vivimos esperando la muerte y temerosos de su llegada. Basamos nuestras esperanzas en construcciones sociales y culturales, en ser aptos para este mundo y en encajar dentro de modelos abyectos.
Hijos del miedo existencial.

jueves, 24 de mayo de 2012

On The Verge


Delusional joys. 
Schizophrenia induced dreams. 
On the verge. 
Self constructed reasons to laugh. 
On the verge. 
Lingering a love that never existed.   
Too many sci-fi movies being written on the brain. 
On the verge. 
Confusing what’s real and what’s not. 
Holding on to the hope of being sane. 
A million ideas that converge on a single thought. 
Hearing them talking trash about me.    
On the verge.
Not enough reasons that validate sanity.
Frightened of losing it.
Friends who are born in the midst of loneliness. 
That particular voice never stops. 
Thought disorder. 
I am not made of tachyons! Quit bugging me! 
The monster lies within. 
On the verge.